APRUEBAN PROYECTO QUE CREA SISTEMA DE PROTECCIÓN DE PRECIOS DE COMBUSTIBLES

Posted on enero 12, 2011



La Sala del Senado respaldó la iniciativa que reemplazará al Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepco) y ahora corresponde que la Cámara de Diputados se pronuncie sobre la materia.
 
Con 13 votos a favor, 2 en contra y 7 abstenciones, el Senado aprobó el proyecto que crea que el Sistema de Protección ante variaciones de Precios de Combustibles (SIPCO), que reemplazará al Fondo de Estabilización de Precios de Combustibles (FEPCO), cuya vigencia expiró en junio del año pasado. Ahora corresponde que la Cámara de Diputados se pronuncie sobre los cambios que se le hicieron a la iniciativa.
 
Durante la votación del proyecto intervinieron los senadores Baldo Prokurica, Camilo Escalona, Alejandro Navarro, Jaime Orpis, Evelyn Matthei, Andrés Zaldívar, Eugenio Tuma, Jovino Novoa y Juan Pablo Letelier, además del Ministro de Hacienda, Felipe Larraín quien explicó los alcances de esta iniciativa.
 
En tal sentido, el secretario de Estado precisó que el proyecto contempla un mecanismo de impuesto específico variable y establece una banda más amplia para la fluctuación de los precios de los combustibles; 12,5% por arriba del precio de paridad del petróleo en Chile y 12,5% por debajo de ese nivel. Agregó que, al superar los precios el máximo de la banda, el impuesto específico es menor y, al contrario, cuando el valor baje del menor nivel, el tributo será más alto.
 
Asimismo, señaló que el sistema significará un ahorro al Fisco, puesto que en un principio operará el SIPCO, pero en una segunda etapa operarán los Seguros de Protección ante Variaciones de Precios Internacionales de los Combustibles, que ya operan en otros países y cuyo costo constituye una fracción de los US$2.300 millones que ha costado el funcionamiento del FEPCO en los últimos años.
 
MECANISMO NUEVO
El senador Prokurica respaldó la iniciativa argumentando que permitirá atenuar los cambios bruscos de los precios internacionales del petróleo, al acoger un planteamiento que hizo durante años, en el sentido de contar con un impuesto móvil. Manifestó que el hecho de poder contratar seguros de protección ante las variaciones de precios es importante, pues permitirá evitar que se sucedan hechos como el que le significó a la Enap comprar crudo a precios altos para luego venderlo más bajo.
 
A su turno, el senador Escalona anunció su voto de abstención argumentando que existe una diferencia de criterio frente a la fórmula propuesta por el Ejecutivo para reemplazar el antiguo Fondo de Estabilización de Precios de Combustible. En su opinión, dicho mecanismo es más estable que el propuesto. Asimismo, el parlamentario señaló que la demora que ha tenido la iniciativa no se le puede endosar a la Concertación, pues el Ministro de Minería, quien es el responsable político del proyecto, “hizo completa dejación de esa responsabilidad”.
 
En tanto, el senador Navarro lamentó que nunca se explicara por qué no se quiso renovar el FEPCO una vez que se agotó y por qué se optó por cambiar un mecanismo de varios miles de millones de dólares. Señaló que el sistema de contratar seguros de protección ante las variaciones de precios es “una apuesta” respecto de cómo se va a comportar el precio.
El senador Orpis manifestó que el mecanismo propuesto por el Ejecutivo no sólo protege contra el alza brusca de los precios, sino que también al Fisco al posibilitar el ahorro de recursos. Agregó que el sistema de seguros está operando hace 40 años de manera exitosa en diversos países como México, donde se ha permitido un importante ahorro fiscal.
 
En tanto, la senadora Matthei manifestó que en los últimos 10 años se gastaron entre 1.500 y 2.000 millones de dólares en subsidio de los combustibles, dinero, que en su opinión podría haber sido destinado a otro tipo de necesidades. En su opinión el tipo de subsidio que existía es regresivo e injusto porque termina beneficiando a gente que en realidad no lo necesita. Agregó que los subsidios tienen que ir a la gente que los necesita y no a ciertos bienes y ciertos servicios.
 
El senador Zaldívar no se mostró partidario de la fórmula propuesta argumentando que el gobierno tiene que asumir la responsabilidad y los resultados que ésta pueda tener. Asimismo, sacó a relucir la importancia de conceder ciertos subsidios, como en el caso de Magallanes que está demandando que no se suban las tarifas de gas.
 
Por su parte, el senador Tuma señaló que la volatilidad de los precios afecta la vida de la pequeña y mediana empresa y también la vida cotidiana de los consumidores. En tal sentido, dijo que la segunda etapa del proyecto que considera un seguro, deberá ser financiado por los propios consumidores, por lo que el gobierno será responsable del encarecimiento que tenga este proyecto en el precio que paga cada uno de los consumidores.
 
El senador Novoa manifestó que este proyecto es adecuado y responde a una petición de contar con un impuesto móvil que va a significar una estabilización de precios, y un mayor ingreso al Fisco cuando los precios de los combustibles bajen. En su opinión, lo que existía antes era un mecanismo de subsidios que benefició arbitrariamente a personas que tal vez no lo necesitaban.
 
Finalmente el senador Letelier señaló que Chile necesita invertir para evitar fluctuaciones fuertes en los precios de los combustibles. Agregó que los más afectados con esta iniciativa serán los de clase media, pues en su opinión quedarán desamparados frente a los cambios de precio.

Anuncios
Posted in: Uncategorized