LAS ARISTAS LLANQUIHUANAS DEL FINALIZADO PARO EN MAGALLANES

Posted on enero 18, 2011



Pocos minutos antes de las 17:00 horas el ministro de Minería y Energía Laurence Golborne, junto al subsecretario del interior Rodrigo Ubilla y la intendenta regional Liliana Kusanovic, oficializaron el acuerdo logrado con la Asamblea Ciudadana de Magallanes que da por superado el conflicto por el precio del gas, que mantuvo a la región paralizada por espacio de una semana.
Golborne al iniciar la rueda de prensa y antes de la firma del protocolo de acuerdo, agradeció al padre Obispo Bernardo Bastres, a los cuatro parlamentarios, a los alcaldes y concejales y en especial a los integrantes de la Asamblea de Magallanes, “quienes han planteado sus propuesta con seriedad y altura de miras”.

Pero todo esto que ya hemos visto por televisión e internet también tiene sus aristas en nuestra ciudad.

En notas informativas anteriores señalabamos y mostrabamos a llanquihuanos que residen en Magallanes adhiriendose en familia a estas manifestaciones ciudadanas, señalando que esta alza les traería consecuencias económicas en sus preupuestos familiares.

Además de esto también pudimos ver que una “gran empresa” de nuestra ciudad que fabrica productos de origen animal y que transporta éstos con camiones hasta la austral ciudad, un día antes que comience el paro enviaron mercaderías hasta Magallanes con dos personas a bordo de este vehículo que al cruzar la frontera no pudieron llegar hasta su destino final que era Punta Arenas y quedaron bloqueados en una villa distante de Punta Arenas llamada San Gregorio.

Lo mas preocupante de esta situación, si bien es cierto que por diversas fuentes nos comentaban que estos trabajadores que al parecer son contratistas de esta empresa cecinera no perteneciendo a la planta misma de trabajadores, se encontraban bastante bien y esperando solamente el fin del conflicto, al momento de querer consultar a la primera fuente sobre la situación de esta máquina nos señalaron a través de una ejecutiva que “no podían entregar información” lo que nos deja perplejos ya que lo único que queríamos confirmar era que la situación era normal y los trabajadores se encontraban bien, cosa que ya teníamos en conocimiento.

Cuando en el ámbito del periodismo al ser consultado con respecto a una situación en específico y se responde “no podemos entregar información” se deja un manto de dudas con respecto a lo que sucede.  No creemos que sea un secreto comercialmente tan confidencial como para no poder confirmar una situación que terceros ya habían informado.

Anuncios
Posted in: Uncategorized