20 MILLONES DE DOLARES A LA BASURA: TELSUR DEJA DE COMERCIALIZAR "SUPERINALAMBRICO"

Posted on mayo 21, 2011

0



49 mil planes de telefonía móvil llegaron a ser vendidos en el sur de Chile. La pésima calidad del servicio le jugó una mala pasada a Telefónica del Sur que decidió dejar de vender su ex-producto estrella: El superinalámbrico.

En pleno 2006 -hace ya cinco años- la empresa Telefónica del Sur lanzó oficialmente su revolucionario producto de comunicación móvil: Superinalámbrico.

Consistía en un servicio similar a un celular que –aunque con cobertura sólo en el radio local- prometía llamadas a precios absolutamente bajos. Así la empresa “iluminó” las ciudades de Temuco, Valdivia, Osorno, Puerto Varas, Llanquihue y Puerto Montt, entre otras.

El sistema funcionaba con un número local. Por ello también era barato para los contactos de los clientes, llamar a un superinalámbrico.

Tecnológicamente el servicio fue armado sobre redes de internet wimax. Es decir, antenas ubicadas en puntos estratégicos de la ciudad, con menor alcance que una antena de celular por lo que hubo que instalarlas cada seis cuadras aproximadamente. Así llegaron a tener en el año 2009, 49 mil superinalámbricos funcionando.

En la Revista Mouse, ese mismo año, Christian Sapunar, gerente de producto PHS, explica las dos características más importantes de este teléfono superinalámbrico: “Se trata de un servicio de telefonía local portable. Local porque el servicio se presta dentro de las zonas en las que la compañía es concesionaria y afecta a las restricciones limítrofes de dicha concesión. Portable porque, gracias a un adelanto tecnológico (PHS), se les permitirá a los usuarios desplazarse sin las restricciones que implica una línea alámbrica”.

A poco andar, con planes que iban desde los 3 mil pesos mensuales, comenzaron los problemas con los clientes. La mala calidad del servicio terminó por jugar una mala pasada a los clientes porque era prácticamente imposible mantener una conversación telefónica cerca de una pared de cemento, en un subterráneo y andando en vehículo porque simplemente se cortaba o el ruido era más fuerte que la voz de la otra persona.

Sólo buscando en internet, en el sitio Reclamos.cl, los testimonios son bastante duros:

Luis dice: “Yo tengo el servicio de superinalámbrico, desde hace 3 años, pero en los últimos meses, es lo peor en servicio. Me han cambiado como 10 veces el teléfono, aludiendo que este es el malo pero extraoficialmente el que me atiende, me dijo que hace meses no le hacen mantención a las antenas y no lo van a hacer, ya que más les interesa vender que reparar”.

Patricia dice: “Lo que prometió ser un buen servicio se transformo con el tiempo en la peor inversión!!!!”

Otro usuario apela a la pésima calidad de los equipos: “Quiero reclamar contra Telefónica del Sur y sus equipos de venta y reparaciones de superinalámbrico. Tienen los peores equipos a la venta del público y son tan malos que duran muy poco. Es como si trajeran los celulares de juguetes de los niños chinos”, dijo.

Fuera del mercado

Ante esta realidad a la empresa no le quedó otra opción que descontinuar el servicio. Hoy ya no es posible contratar estos teléfonos que prometieron revolucionar no sólo comercial sino tecnológicamente las comunicaciones  a nivel nacional.

Si bien Telefónica del Sur –con este producto- incurrió en uno de los errores más grandes de su historia, tras invertir 20 millones de dólares en traer la tecnología PHS a Chile, en su momento la compañía tuvo el mérito de ser la primera de Sudamérica en implementarla.

Lamentablemente el tiempo dejó en evidencia porqué otras compañías y otros países dijeron que no a los teléfonos PHS, conocidos en el Sur de Chile como Superinalámbrico.

Aunque hoy hay miles de personas que aún los tienen, la compañía no se ha pronunciado sobre el “apagón tecnológico” de sus móviles. Sólo los ejecutivos dicen que ya no los venden y no explican porqué.

Matías Tobar: www.laopinon.cl

Anuncios
Posted in: Uncategorized